Seleccionar página

72 horas en Seúl

por | mar 14, 2018

En fechas recientes tuve la oportunidad de viajar a Asia con motivo de mi luna de miel y hacer un increíble recorrido que nos llevó a conocer Japón, Tailandia, Laos, Camboya, Myanmar, Malasia, Singapur, Indonesia y Corea. Mi última parada fue precisamente en Seúl, una ciudad poco conocida y visitada, que recientemente se está colocando en el mapa como un destino turístico único en el mundo. Una ciudad sorprendente en cuestión de arquitectura, tecnología, diseño y gastronomía.

Solo como dato, antes de empezar a contarles todo sobre mi estancia, les puedo mencionar que Seúl apareció en la lista de 52 Places to Go in 2018 por el NYT y en la lista de 18 Best Places to Travel in 2018 de Conde Nast Traveler.

A mi regreso a México, muchos de mis conocidos quedaron sorprendidos cuando les decía que uno de mis lugares favoritos del viaje fue Corea. Por eso decidí armar una guía de qué hacer y dónde comer en Seúl durante tres días. Ya sea que tengan planes para ir próximamente o leyendo esto se animan a ir. Recuerden que hoy, ya existe un vuelo directo de Aeroméxico por lo que es mucho más sencillo llegar a la capital coreana.

 

Foto cortesía John Doe- Korea Tourism Organization

 

Un poco de información importante de la ciudad…

Seúl es la capital de Corea del Sur desde 1948, situada en el noroeste del país a 50 kilómetros de la zona desmilitarizada (DMZ) que separa las dos Coreas. La ciudad tiene 10 millones de habitantes y 24.5 millones en toda el área metropolitana, siendo de las ciudades más grandes del mundo. La ciudad está atravesada por el río Han y cuenta con un clima sub-tropical húmedo con veranos muy calurosos e inviernos fríos con nieve y temperaturas debajo de los 0 °C.

A comparación de otras ciudades en Asia como Tokio y Singapur, en Seúl la mayoría de la gente local no habla inglés, mucho menos español. Por lo que es recomendable tomar un guía que conozca la ciudad o pedirle ayuda al concierge del hotel para que escriba en tarjetitas los lugares que quieras visitar para que la gente local y/o los taxistas te puedan ayudar. Esta guía fue diseñada para que si el clima lo permite puedas hacer los recorridos de cada día prácticamente a pie, utilizando pocos taxis. Aunque existe un buen metro, si no hablas coreano es complicado llegar a tu destino.

 

Foto cortesía Ken Seet- FS Seúl

 

Hospedaje

Four Seasons Seúl: Si buscas un hotel de lujo, moderno con servicio cinco estrellas, Four Seasons Seúl es la opción perfecta. Este nuevo hotel situado en el barrio financiero de Gwanghwamun es ideal para quiénes visitan esta metrópolis por primera vez. El hotel abrió hace apenas dos años y cuenta con 317 habitaciones con vistas espectaculares a la ciudad. Además, el hotel tiene cuatro diversos restaurantes y un espectacular speakeasy para echar unos tragos después de un largo día.

 

Foto cortesía John Doe-Korea Tourism Organization

 

Día 1

Conoce Buckhon Hanok Village

Empieza tu recorrido el primer día paseando por el barrio de Bukchon Hanok, la parte antigua de la ciudad donde puedes ver casas tradicionales del siglo XIV. Lo ideal es perderte por los callejones donde encontrarás tiendas con artesanías locales, galerías de arte y casas de té tradicionales. Vive la experiencia auténtica sentado en el piso probando el té de arroz ya sea frio o caliente. Si eres aventurero y te gusta disfrazarte, en esta área podrás rentar los vestuarios típicos coreanos y pasear por la zona vestido como local.

Comida en Bok-Jung

Al entrar a Bok-Jung pensarás que estás ingresando a la casa de una familia local. Se trata de un restaurante pequeño donde uno puede gozar de recetas tradicionales coreanas. Empieza con el té de la casa seguido por el bibimbap (tazón de arroz caliente) de verduras que viene acompañado con una variedad de ensaladitas como kimchee, raíz de loto y sardinas. Los pancakes hechos con huevo, harina y cebollín es otro de sus platillos estrella.

National Museum of Modern and Contemporary Art

La ciudad de Seúl tiene una vasta cantidad de museos de arte y definitivamente este fue uno de nuestros favoritos por su impresionante arquitectura y por exhibir obra de artistas locales emergentes, dándole oportunidad a gente joven. Esta filial del museo (la original se encuentra en la ciudad de Gwacheon) abrió sus puertas en el 2013. Lo diferente de esta sucursal es su arquitectura ya que fue construida usando el concepto “madang” que tiene un espacioso patio central donde los visitantes pueden reunirse. El edificio fue diseñado para armonizar con la naturaleza alrededor de la ciudad. Vale la pena recorrer las diversas salas y admirar la belleza de edificio.

 

Foto cortesía John Doe-Korea Tourism Organization

 

Día 2

War Memorial of Korea

Si visitas Seúl el Monumento de Guerra es una parada obligatoria. Fue inaugurado en 1994 para conmemorar el sacrificio de mártires patrióticos. Este museo exhibe material utilizado en la guerra coreana y pretende ser un lugar educacional para que los visitantes entiendan más a fondo la historia y los detalles de la guerra entre Corea del Norte y Corea del Sur. Aparte de las salas en la parte exterior podrás ver armas y tanques en tamaño real.

*Para poder ver el museo con calma te toma entre dos y tres horas.

 

 

Leeum Samsung Museum of Art

Este museo mejor conocido como Leeum es el equivalente al MoMA, (Museo de Arte Moderno) de Seúl, el museo mismo es igual de fascinante que la obra que aloja ya que los edificios fueron construidos por tres arquitectos reconocidos mundialmente: Mario Botta, Jean Nouvel, y Rem Koolhaas.

El museo está divido en dos secciones, en la primera parte podrás ver arte tradicional coreano como caligrafías, cerámica y pinturas. Esta área la puedes ver rápidamente, lo que realmente vale la pena aquí es el edificio per se, una especie de espiral blanco con un domo de cristal, conforme vas viendo la exposición vas bajando por el espiral, ¡fascinante! Recordándonos en este caso al famoso Guggenheim de Nueva York, que esta construido de una forma similar.

 

 

La segunda sección, la parte más impresionante, es donde puedes observar obras modernas de arte contemporáneo tanto de artistas coreanos como internacionales. Aquí podrás ver muestras de Mark Rothko, Andy Warhol, Damien Hirst, Jeff Koons y Anish Kapoor. Este último tiene exhibido uno de sus famosos óvalos con puros hexágonos de espejo ¡en mi vida he visto cosa tan espectacular! Lástima que no te dejan tomar fotos…

Al salir del museo en el patio encontrarás una preciosa escultura de Alexander Calder en colores amarillos y rojos y del otro lado una pieza de Anish Kapoor con puras esferas de espejo. Se asemeja al famoso “bean” de Chicago, pero con un tamaño mucho más grande. Lo más increíble de todo, es que no hay millones de turistas tratándose de tomar fotos, ¡tienes estas grandiosas obras de arte casi para ti solo!

La visita a este museo dura aproximadamente hora y media.

 

 

Comme des Garçons Hannam-dong

Al finalizar la visita a los museos, seguramente necesitarás un descanso y qué mejor que un poco de compras. Camina hacia Comme des Garçons, la marca de ropa japonesa famosa por sus corazones. Esta tienda de seis pisos tiene una estructura única en forma de túnel que te lleva por las diferentes secciones dónde encontrarás ropa, zapatos y accesorios de más de doce marcas originales.

* Para quienes han visitado Dover Street Market en Tokio o Londres, esta es la versión coreana de la tienda.

 

Hyundai Card Music Library

Cruzando la calle de la tienda Comme des Garçons encontrarás una tienda única, se trata de una biblioteca de puros discos de vinil. Hyundai Card Music Library aloja más de 10 mil viniles de los años cincuenta hasta nuestros días; tiene discos edición limitada de los Beatles y Rolling Stones entre otros. También podrás encontrar alrededor de 3 mil libros relacionados a la música de los cuales la mayoría ya no existen o son extremadamente difíciles de encontrar. Este lugar fue diseñado para también tener una sección donde el talento joven puede practicar y tocar música. A pesar de que únicamente los tarjetahabientes de Hyundai pueden gozar y escuchar los discos, como turista vale la pena entrar y ver todo lo que ofrecen.

 

Foto cortesía John Doe-Korea Tourism Organization

 

Comida en Shake Shack Gangnam

Después de visitar el barrio de Hannam-dong sugiero que tomen un taxi hacia Gangnam. En el camino nos topamos con un Shake Shack y sin pensarlo dos veces entramos a comer ahí. Uno aprecia enormemente la comida occidental cuando comes fideos y arroz por días sin parar. La especialidad de Shake Shack, la cadena de comida rápida del famoso Danny Meyer (ninguna relación), es la hamburguesa clásica con una malteada de vainilla, ¡vaya como la gozamos!

 

 

Barrio de Gangnam

Al terminar de comer les recomiendo pasear por la calle principal de Gangnam para poder ver las tiendas de lujo, arquitectónicamente hablando cada una esta mejor que la siguiente. Las tiendas que no se pueden perder son la de Dior en forma de una flor, la de Omega con una fachada muy limpia con líneas de madera en blanca y la Givenchy como caja de zapatos con un diseño moderno por fuera.

 

Cruffin

 

Mr. Holmes Bakehouse

Después de una buena caminada siempre hay espacio para el postre. Perdiéndonos por las calles fue como encontré Mr. Holmes Bakehouse una panadería originaria de San Francisco con sucursal en Seúl. Tienen una variedad de panes pero su platillo insignia es el cruffin, una mezcla entre croissant y muffin, diariamente cambian el sabor de relleno, por lo que será sorpresa hasta llegar ahí. A mi me tocó el de chocolate con menta ¡estaba riquísimo!

 

 

Palacio Changdeokgung

Si todavía tienes pila para conocer más, sugiero vayas a visitar el palacio Changdeokgung. Este fue el segundo palacio real luego de la construcción de Gyeongbukgung en 1405. Hoy en día es el palacio mejor preservado de los cinco palacios existentes en la ciudad de Seúl, mejor conocido como el palacio para que los reyes descansen. Vale la pena pasear por los pabellones y jardines admirando el precioso color de los edificios.

*A 5 minutos caminando de aquí se encuentra el Lotte Duty Free una enorme tienda departamental que es tax free, si eres amante del shopping y no te importan las hordas de gente te encantará.

 

Foto cortesía Four Seasons Seúl

 

Cena en Boccalino y Tragos en Charles H

Para finalizar un largo día te recomiendo cenar en Boccalino, el restaurant italiano dentro del hotel Four Seasons. El restaurante busca transmitir la cultura moderna de Milan ofreciendo platillos tradicionales. Te recomiendo pedir la Insalata di Rucola, el Maccheroncelli alla Amatriciana con queso de cabra y la pizza Quattro Formaggi.

Al terminar la cena busca Charles H, un speakeasy dentro del hotel. El fascinante bar ofrece tragos basados en diversas ciudades del mundo. Elegimos el Sidecar Royal con ginebra, cognac, curacao, manzanilla y limón inspirado en Paris, y el Harvard Veritas con ginebra, curacao, crema de cassis y limón inspirado en Nueva York. No te olvides de platicar con el bartender italiano, es realmente un encanto y te recomienda que pedir acorde a tus gustos.

 

 

Día 3

Palacio Gyeongbokgung

Comienza el día visitando el palacio más famoso y de mayor tamaño de la capital coreana, mejor conocido como el palacio del norte debido a su localización. Este palacio se destruyó cuando los japoneses invadieron Corea, de 1592-1598, pero luego fue restaurado durante el reinado del rey Gojong. Gyeongbokgung es precioso gracias a su tamaño y hermoso colorido en tonos rojos, verdes y azules. Toma tu tiempo y pasea por los edificios anexos donde podrás tomarte fotografías increíbles.

Insadong

No puedes visitar Seúl sin caminar por la reconocida calle Insadong, donde encontrarás desde galerías y restaurantes hasta tiendas de artesanía coreana para comprar sus trajes típicos, papel local, cerámica y tés. En esta calle peatonal también encontraras un sin fin de tiendas de belleza, como en otros lados de la ciudad, ¡no por nada Corea es famoso por sus artículos de belleza!

Te recomiendo entrar a la tienda Skin Food donde venden una gran variedad de mascarillas de diversos ingredientes como ginseng (una raíz local), caracol, té verde, coco entre otros.

Sobre la misma calle verás diversos puestos callejeros vendiendo comida, busca al señor que vende helados con conos en forma de pescado. Al cono le introduce una galleta oreo y miel de maple para luego servir el helado de vainilla. No nada más es ideal para tomar una foto para tus redes sociales, sabe delicioso.

De camino al restaurante para comer, les recomiendo pararse en la calle a tomarse foto con la famosa escultura de Love. ¡Si, como la de Nueva York pero en azul!

 

Foto cortesía John Doe-Korea Tourism Organization

 

Comida en Gogung Myeongdong

No podíamos irnos sin probar el conocido BBQ coreano y por eso elegimos Gogung para comer. Este restaurante es famoso por su cortes pero también por el bibimbap, el famoso platillo de arroz caliente con verduras sazonadas. Al llegar eliges la carne que quieres y la traen cruda para que la cocines en la parrilla de la mesa. La mesera quien no hablaba una palabra de ingles, nos enseño como cocinarla para luego servirla en la mesa acompañada del arroz.

 

Foto cortesía John Doe-Korea Tourism Organization

 

Dongdaeumun Design Plaza

Una de las atracciones que más nos gusto durante nuestra visita fue el Dongdaeumun Design Plaza conocido como DDP. Los locales no le dan tanta importancia, pero en mi opinión es una parada obligada en la ciudad, un complejo cultural impactante que fue diseñado por la reconocida arquitecta Zaha Hadid. El edificio tiene un diseño futurista espectacular, tanto en la fachada como en los detalles interiores. El espacio es bastante grande por lo que recomiendo enfocarse en la parte del museo de diseño y el jardín de rosas LED. El museo tiene exposiciones temporales, todas enfocadas en diseño, durante nuestra visita estaba la de Luigi Colani un diseñador italiano muy reconocido. Vale la pena ver todos los pisos del museo y observar el edificio, ¡hasta el cubo de escaleras esta espectacular!

 

 

Al finalizar con el museo sugiero que vayan a la sección del jardín de rosas, idealmente cuando este por obscurecer para poderlo gozar prendido. Esta planicie aloja más de 25 mil rosas blancas iluminadas con rascacielos como fondo. Una escena realmente espectacular e ideal para tomar miles de fotos, ¡tus ojos no creerán lo que están viendo!

 

Foto cortesía Mingles

 

Cena en Mingles

Para cerrar con broche de oro nuestros viaje, elegimos Mingles para la última cena en Seúl. Este restaurante que está dentro de la guía Michelin y los World’s 50 Best Restaurants, es considerado de los mejores restaurantes de la capital coreana. El chef Mingoo Kang se inspira en la cocina y las tradiciones coreanas incorporando técnicas e ingredientes de alrededor del mundo. Su objetivo es enseñarle a los comensales una nueva forma de la cocina coreana. Mingles ofrece una experiencia gastronómica exclusiva con un menú de degustación de ocho tiempos incorporando ingredientes de temporada. En cada tiempo puedes ver la atención al detalle a la hora de emplatarlo y gozar de sabores distintos y deliciosos. ¡Si realmente gozas el buen comer este restaurante te fascinará!