Select Page

El sur se renueva con Loretta Chic Bistrot

by | May 10, 2017

El restaurante Eloise se ha posicionado después de varios años, como uno de los mejores restaurantes del sur de la Ciudad de México. Un pequeño y exclusivo establecimiento donde los comensales pueden gozar de excelentes platillos basados en la cocina francesa. Loretta Chic Bistrot es la nueva propuesta de cocina mediterránea en la CDMX, de los socios Abel Hernández, Eduardo Morali y Laura Santander quienes a pesar de haber estudiado los tres en el Centro de Estudios Superiores de San Ángel (CESSA) no se conocieron sino hasta que de forma circunstancial coincidieron en una entrevista de trabajo años después.

Santander nos cuenta que después de mucha planeación, ella junto con sus socios optaron por abrir este nuevo establecimiento también en el sur, sobre Av. Revolución. Comenta que esta zona de la ciudad es más noble, hay menos tráfico y que ya tenían una clientela cautiva gracias a su primer proyecto. Curiosamente nos menciona que en un inicio Loretta fue proyectado para abrir en Polanco, pero por cuestiones de licencias no se logró.

 

 

En cuanto a la idea, Laura nos explica que eligieron comida mediterránea ya que había espacio para una propuesta de este estilo en el sur, algo más relajado de lo que ofrecen en Eloise. El nombre de Loretta, lo eligieron ya que era el nombre preferido que tenía Abel para cuando tuviera una hija. Finalmente no vino esa hija sino puros hombres, por lo que pensó que era buena idea nombrar este nuevo restaurante así.

El proyecto arquitectónico corrió a cargo de Muro Rojo, quienes se encargaron de reconstruir el local donde antes estaba el restaurante La Tecla. El interiorismo moderno todo en blanco, cuenta con paredes de ladrillo y con relieves pintadas de blanco, lámparas color cobre y una celosía de acero en el techo de donde cuelgan plantas. En la primera planta, los comensales pueden observar la cocina semi-abierta, mientras que los que elijan la parte superior podrán gozar de su terraza al aire libre, siendo una de las pocas opciones en esta zona para los que buscan ir a tomar un trago y compartir algunos platillos entre amigos.

 

Falafel con jocoque y tártara de res

 

En el menú podrán encontrar una variedad de platillos del Medio Oriente, de países como Turquía, Israel y Grecia y a pesar de que la mayoría de los ingredientes sean conocidos, el chef Morali hace mezclas únicas con los ingredientes y sabores creando platillos muy innovadores. Mi sugerencia sería pedir un surtido de dips y entradas para comenzar, las aceitunas marinadas, el hummus, berenjena al carbón y jocoque. Esto se sirve con el delicioso pan recién hecho en casa que llega a la mesa calientito, ¡listo para comerse! En cuanto a las entradas, no se pierdan el crudo de atún, pescado súper fresco con caldo de pepino y limón y tapenade de naranja quemada; su versión del popular “avocado toast” con arúgula, limón amarillo y parmesano; o el falafel con jocoque y tártara de res, una interesante composición de sabores que funciona muy bien.

 

Crudo de atún

Ravioli de ricotta y limón

 

La carta ofrece una amplia variedad de vegetales para quienes prefieren no comer carne, en dicha sección encontrarán betabel al carbón, camote rostizado y coliflor al horno entre otras delicias. Las pastas me sorprendieron ampliamente, en ellas encontrarán atractivas combinaciones como camote y jocoque en el agnolotti, ricotta y limón en los raviolis y ragú de jabalí. Como platos fuertes, mis favoritos fueron la pesca del día en mojo verde, la pechuga de pollo orgánica con gratín de alcachofa y espinaca, y la moussaka de cordero petite.

 

Cheescake de baklava

 

Para los postreros, en Loretta podrán gozar del tradicional baklava en forma de cheescake, con capas de pasta filo alternadas con queso ricotta y acompañado de helado de flor de azahar, o si son más chocolateros, hay una deliciosa tarta de chocolate caliente con helado de aceite de oliva.

Sin duda, a pesar de su recien apertura el mes pasado, Loretta no solo se convertirá en uno de los favoritos del sur, similar a lo ocurrido con Eloise. Se volverá un destination restaurant para los foodies de otras zonas de la ciudad quienes querrán conocerlo. Si planean visitar Loretta próximamente, no se olviden de hacer reservación para asegurar una mesa.