Seleccionar página

Conserjes de Nueva York Nos Cuentan Anécdotas Increíbles

por | ago 25, 2016

No todos los superhéroes usan capa; los conserjes de los hoteles de lujo en Nueva York son los verdaderos jugadores más valiosos. Todos sabemos que ellos tienen los contactos necesarios para convertir hasta lo imposible en realidad. Al final del día, lo más importante es hacer felices a los huéspedes para que sigan volviendo al mismo hotel.

Los conserjes deben tener una gran comprensión de la ciudad y atender a todo tipo de capricho de los huéspedes del hotel (siempre y cuando sea legal). Ya sea reservar una mesa en el restaurante más cotizado, conseguir entradas de último minuto a los espectáculos imperdibles o hacer que las tiendas de lujo abran sus puertas fuera del horario de servicio, ¡todo lo logran! Además, deben dar su mejor cara incluso al enfrentar adversidades, no importa qué tan atrevidas o ridículas lleguen a ser algunas de las peticiones.

Ser conserje es un trabajo difícil y estresante que les obliga a ser muy hábiles en múltiples tareas, rápidos para resolver problemas y conocedores de varios idiomas. Los conserjes en la ciudad de Nueva York son bien remunerados, ganan hasta $40,000 en salario más propinas que suelen variar entre mil y diez mil dólares al año.

Para conocer más acerca de estos superhéroes, nos comunicamos con conserjes de algunos de los principales hoteles cinco estrellas en Manhattan, incluyendo 1 Hotel Central Park, Four Seasons Hotel New York, Baccarat Hotel & Residences y Lotte New York Palace. Nos revelaron algunos de los deseos más extravagantes que estos conserjes han satisfecho.

Leer para creer …

 

craig-james-bond_blog

 

El novio que deseaba ser James Bond

Jennifer, la conserje del hotel, recibió de un huésped una petición que parecía imposible. Se casaría dentro de una semana y necesitaba un esmoquin… pero no cualquier esmoquin, quería usar específicamente el mismo traje hecho a la medida que James Bond usó en su última película. El esmoquin fue creado por Brioni pero, desafortunadamente, dado que era la noche del sábado, su tienda en Nueva York ya estaba cerrada y no volvería a abrir sino hasta el martes después de los días festivos. Jennifer se comunicó con Brioni en Italia y la estuvieron rebotando de un lado a otro hasta que logró hablar con el gerente de la tienda donde habían creado el esmoquin de Bond. Pusieron al pueblo entero a trabajar en el esmoquin y lo enviaron por FedEx al hotel. El esmoquin (sin los artilugios) llegó a tiempo para la boda.

 

La cita incómoda

Un huésped recién había roto con su novia y tenía que asistir a una comida ese día. Le preguntó a la conserje si la “supliría” en el evento y ella felizmente aceptó.

 

EHolyfield

 

El acento extraño

Tuve que intervenir cuando mis colegas no comprendían Evander Holyfield (el mundialmente famoso boxeador), quien se presentó a sí mismo como “H’field… el conserje respondió… me siento muy bien, señor”.

 

El milagro Les Clefs d’Or
Otro huésped deseaba un collar especial que sólo se vendía en Chicago, el problema era que deseaba el collar ese mismo día. A pesar de la membresía del conserje a la red Les Clefs d’Or, se comunicaron con el conserje en Chicago. El hotel en Nueva York organizó su vuelo redondo a Manhattan, incluyendo la transportación hacia y desde el hotel, para que pudiera traer el collar ese mismo día.

 

La pelea de chocolate

Dos huéspedes solicitaron sábanas de plástico del conserje. Cuando el conserje preguntó para qué eran, respondieron que deseaban cubrirse de chocolate y correr por todo el cuarto.

 

El típico caso de la cartera perdida

Una de las huéspedes del hotel olvidó su cartera en el baño de mujeres de una de las paradas para descanso en la autopista de Nueva Jersey. Tan pronto se registró en el hotel en pleno ataque de pánico, se dirigió directamente al mostrador del conserje con la esperanza de que pudiese ayudarla. El conserje la ayudó en el impresionante tiempo de una hora. Llamaron a todas las paradas de descanso a lo largo de la autopista hasta que lograron encontrar la cartera. El conserje le solicitó a un miembro del personal de seguridad de las paradas de descanso que la guardara hasta que la propietaria legítima fuese a recogerla. El hotel luego reservó el servicio de automóvil para que la huésped pudiese ir por la cartera que encontró perfectamente intacta.

 

El huésped furioso

Un huésped enojado irrumpió en el lobby, exigiendo que el hotel pagase la multa de estacionamiento. ¿Dónde había decidido este sujeto estacionarse? En la banqueta justo delante del hidrante contra incendios y la parada de autobús. Sobra decir que la solicitud de este huésped no fue cumplida.

 

1.20.10Carlo'sBakeShopByLuigiNovi1

 

Las gemelas consentidas

Una familia de Venezuela se hospedó recientemente en este hotel y estaban celebrando el noveno cumpleaños de sus hijas gemelas. Como parte de su celebración, deseaban posters autografiados de un grupo coreano de un programa de televisión que no se transmitía en Estados Unidos. También querían playeras personalizadas con fotos del mismo grupo coreano, así como pasteles con fotografías personalizadas del grupo encima. Además de coordinar todas estas solicitudes para ellos, el conserje también coordinó dos helicópteros para llevarlos a Nueva Jersey donde tendrían una clase privada con el repostero de Carlos Bakery, sede del programa de televisión “Cake Boss”. Al día siguiente, la pastelería creó una receta especial que las niñas querían con sus cupcakes y crema de cacahuate. Finalmente, como amenidad de tema especial dentro de la habitación, las niñas deseaban ocho juguetes coreanos específicos y el hotel logró conseguir todos.

Los conserjes verdaderamente hacen malabares para lograr cosas increíbles. Recuerda ser amable con ellos y darles una buena propina siempre que solicites algo extremo.