Québec un pueblo francés en América: ¿Dónde alojarse, qué hacer y dónde comer?

por | feb 5, 2019

Mucha gente ha tenido la oportunidad de viajar a Canadá y seguramente conoce o ha escuchado sobre Toronto y Montreal del lado este y Vancouver del lado del Pacifico. La ciudad que no todos tienen muy presente es la ciudad de Québec en la provincia con el mismo nombre, donde mayormente los habitantes hablan francés.

A una hora y media en avión de Toronto, Québec es una ciudad muy europea que te hará sentir como si estuvieras en un pequeño pueblo francés. Con calles empedradas, cafés por doquier, tiendas boutiques, increíbles museos y exquisitos restaurantes, Québec es un destino mágico en el país del norte.

 

 

Como es de esperarse de una ciudad canadiense, el clima puede ser muy extremoso especialmente en invierno, nosotros recomendamos visitarlo en primavera o otoño para evitar las multitudes de gente y gozar de un clima más cálido. Si planeas el viaje de finales de septiembre a mediados de octubre podrás disfrutar el fall foliage o el cambio de color de los árboles ¡un espectáculo!

Si tienes planeado visitar Canadá próximamente, una excelente opción es hacer escalas en Toronto, Montreal y Québec, lo cual resulta ideal para unas vacaciones de ocho a diez días.

Les dejamos una guía de qué hacer, dónde comer y dónde alojarse en Québec para que disfruten su visita al máximo

 

Foto cortesía de Jeff Frenette Photography

 

Si de alojamiento se trata, puedes elegir entre:

Fairmont Le Château Frontenac

El majestuoso Fairmont Le Château Frontenac que recientemente cumplió 125 años. Situado dentro de la ciudad amurallada el hotel esta construido en forma de un castillo y es uno de los íconos más importantes del destino. ¡Tan es así que la gente va a tomarse fotos al lobby! Cuenta con 611 habitaciones remodeladas y a pesar de ser un hotel grande, esta impecablemente cuidado y ofrece un servicio cinco estrellas.

https://www.fairmont.com/frontenac-quebec/

 

 

Auberge Saint-Antoine

Si prefieres un hotel más chico, el hotel boutique Auberge Saint-Antoine perteneciente a la cadena Relais & Châteaux es la opción ideal. Un hotel de súper lujo ubicado en el Viejo Puerto muy cerca de los atractivos de la ciudad.

https://www.saint-antoine.com/

 

 

Maison Kent

El nuevo y moderno Maison Kent también dentro de la ciudad amurallada es la opción más nueva en Québec. Este es un hotel muy pequeño con 13 habitaciones cada una con su cocineta. Sumándose a la tendencia mundial, puedes reservar la habitación directo en su página o inclusive por Airbnb.

https://www.maisonkent.com/

 

 

Lugares que debes visitar

Île d’Orléans

La famosa Isla de Orleans conocida como el jardín de Québec por su importante actividad agrícola, es un must en tu visita a este destino, localizada a tan solo 15 minutos del centro de esta ciudad taxi o Uber. La isla es el lugar donde los québécois adinerados pasan todo el verano en sus casas a la orilla del mar. Los que visitan la isla por el día pueden andar en bici alrededor de ella y visitar los distintos campos donde cosechan fresas y manzanas ¡una excelente actividad para niños! Además hay un sinfín de viñedos alrededor de la isla que ofrecen degustaciones y/o maridajes en sus restaurantes. Recomiendo visitar el viñedo Sainte- Pétronille y pedir el sándwich de langosta acompañado por una copa de vino blanco.

 

Árboles de manzana en Isla de Orleans

 

Lobster roll

 

Cassis Monna Filles

Cassis Monna Filles fue fundada en 1970 como la primera casa productora de cassis y vinos de grosella negra en Île d’Orléans en Québec, un producto que desde entonces ya era muy famoso en el sur de Francia de donde emigró Bernard Monna su fundador. Hoy en día tienen alrededor de 16 hectáreas para cosechar esta fruta y producen 50,000 botellas al año. Vale la pena visitar el sitio y aprender el proceso de elaboración de este vino y demás productos gourmet que hacen: mermeladas, vinagretas y mostaza entre otros. Si los visitas cuando esta agradable el clima, te recomendamos comer en La Monnaguette el restaurante ahí mismo, en el cual podrás degustar platillos elaborados con la grosella negra y probar su espectacular sangría con el vino de cassis.

http://www.cassismonna.com/en/

 

 

Montmorency Falls

Si eres amante de la naturaleza te encantarán estas cascadas de 83 metros de altura. Hay dos formas de apreciarlas, para aquellos más aventureros que les gusta la adrenalina podrán cruzar la cascada en una tirolesa de 300 metros, o bien puedes caminar por el puente colgante y disfrutar las maravillosas vistas.

https://www.quebecregion.com/

 

 

Museo Nacional de Bellas Artes

Si te gusta el arte contemporáneo y aprecias un buen museo disfrutarás mucho visitar este. Alberga aproximadamente 25,000 piezas todas ellas producidas en Québec o por artistas locales algunos de los cuales datan del siglo 18.

https://www.mnbaq.org/en

 

 

Dónde comer

Marché du Vieux Port (Farmer’s Market)

A mi siempre me gusta visitar los mercados locales cuando estoy en una ciudad nueva, así te enteras y puedes probar los productos locales y los sabores del destino. Si visitas este mercado en el centro de Québec, puedes probar productos como quesos, vinos, frutas y verduras. Si lo deseas, puedes hasta comer unos pies deliciosos con pavo y arándano.

 

Pie de pavo con gelatina fresca de arándano

 

 

La Traite

La Traite es un hotel y restaurante ubicado y operado por las Primeras Naciones (los indígenas de la zona). Me gusto mucho el restaurante ya que puedes gozar platillos de lo que cazan y pescan ellos en su vida cotidiana. El menú cambia por temporada dependiendo de los ingredientes disponibles. La noche que los visité elegí el pato con miel de maple, puré de calabaza y nueces como plato fuerte y el postre fue un tradicional pastel de miel de maple con crema batida. La combinación de ingredientes y el estupendo servicio hacen que sea una grata experiencia y algo que definitivamente recomiendo.

También cuentan con cuartos de hotel, es una opción más económica pero muy buena, si no te molesta estar un poco más alejado de los sitios turísticos del destino.

http://tourismewendake.ca/

 

Pouding du Chomeur

 

La Buche

Si quieres probar un poco de comida local te recomiendo visitar La Buche, un restaurante dentro de una típica cabaña de madera conocida como sugar shack donde recolectan maple de los árboles y luego la hierven para que se convierta en jarabe. Los platillos son tradicionales pero sabrosos, en especial el salmón ahumado, el poutine (papas a la francesa con una salsa tipo gravy) y el Shepherd’s pie que viene con papas y carne. No te vayas sin probar el Pouding du Chomeur un pudín con pan, maple, crema y tocino ¡regresando del viaje te pones a dieta!

http://restolabuche.com/

 

 

Gael Virdicaire

Para aquellos que les guste la repostería, deben visitar la pastelería de la chef Gael Virdicaire. Originalmente científica de profesión, ella abrió esta tienda donde ofrece una variedad de postres desde tartas individuales, pasteles grandes, eclairs y macarones ¡el menú cambia cada semana! Tal es su popularidad entre los locales que ofrece clases de repostería para aquellos que quieren aprender a cocinar sus deliciosos postres. En mi visita, probé una riquísima tarta de arándano con un cremoso de fresa y un macarón sabor wasabi.

https://www.gaelvidricaire.com/

¿Suena atractivo el viaje no? Si te interesa visitar esta parte de Canadá hay vuelos diarios directos a Toronto y Montreal por Air Canada, Aeroméxico e Interjet.