Seleccionar página

Rosewood Puebla: Una razón más para visitar esta ciudad

por | sep 20, 2018

La ciudad de Puebla también conocida como Puebla de los Ángeles, la cuarta ciudad más grande del país siempre ha sido un atractivo destino para que los chilangos disfruten de un fin de semana, gracias a su cercanía con la capital.

En últimas fechas dicha cuidad colonial ha visto un incremento de aperturas tanto de atracciones turísticas y culturales como el ya reconocido Museo del Barroco, además de hoteles cinco estrellas como el Rosewood Puebla. Y en consecuencia, la afluencia de viajeros de todas partes del mundo, dándole una razón de más para visitar este popular destino en México.

El lujoso hotel Rosewood Puebla que abrió sus puertas hace poco menos de un año, es la cuarta propiedad de esta aclamada marca en el país, después de San Miguel Allende, Los Cabos y Riviera Maya. Sin duda este es el lugar ideal para hospedarse y realmente vivir una experiencia cinco estrellas en la capital poblana.

El hotel está ubicado en el Centro Histórico de Puebla, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad desde 1987, integrado por un conjunto de cuatro edificios antiguos que rodean un patio privado. Estas construcciones que fueron restauradas para conservar su arquitectura colonial y cuentan con herrería clásica y hermosos arcos, integrándose con elementos artesanales más modernos como la talavera poblana y una decoración típica mexicana.

Los detalles arquitectónicos de Rosewood Puebla fusionan pasado y presente dentro de las 78 habitaciones y suites, cuya decoración inspirada en arte poblano. Me fascinó el bordado mexicano en los cojines decorativos y la espectacular tina de fierro forjado, ideal para relajarse en un baño de burbujas.

En cuanto a la gastronomía dentro del hotel, recomiendo empezar el día en el Café Azul Talavera, un espacio casual para gozar un delicioso desayuno, ya sea un avocado toast, los huevos benedictinos o unas enfrijoladas . No se les olvide pedir el riquísimo croissant de almendra, ¡valen la pena todas las calorías! Por último, no dejen de admirar la espectacular vajilla de talavera, toda una obra de arte… me la quería llevar a mi casa.

Café Azul Talavera

Para comida o cena, Pasquinel Bistro es una excelente opción, mis platillos favoritos fueron el pulpo, el pato confitado, el filete de res a la pimienta y el entrecote con tubérculos horneados. Para finalizar con algo dulce el vacherin con crema de vainilla cubierto con sorbete de bayas es delicioso.

Pasquinel Bistro

Pulpo a la parrilla

Les recomiendo conocer los Lavaderos, el bar dentro del hotel. Un espacio inspirado en los Lavaderos de Almoloya del siglo XIX que corrían bajo el edificio. Este bar te sumerge en la historia del lugar con detalles antiguos y crea un lugar íntimo para pasar la noche acompañado de buenos cocteles y música, ya sea un Moscow Mule con vodka, cerveza de jengibre y limón o el Bates and Wallace con ginebra, jugo de piña, jarabe de miel y clara de huevo. Si lo prefieren, también pueden tomarse unos tragos y gozar de excelentes vistas de Puebla en el Rooftop Bar.

Los Lavaderos

Para aquellos que van un par de días a Puebla y quieren saber dónde más comer auténtica comida poblana, les dejamos algunas opciones:

Disfruten de excelente mole en La Noria o en el Mural de los Poblanos, restaurantes clásicos e imperdibles en Puebla. Este último ofrece un sampler para que pruebes cinco diversos tipos de mole.

Si buscas algo más moderno, sugiero Augurio ganador del “mejor restaurante nuevo” en los Gourmet Awards México 2017. Algunos de los platillos insignia de este lugar son el salpicón de pato, la tártara de cecina de Atlixco y el pulpo en adobo.

Si prefieren un lugar tranquilo para echar tragos, Attico 303 es ideal ya que es una acogedora terraza frente a la catedral. Recomiendo quedarse para ver el video mapping sobre la historia de Puebla, en el cual proyectan sobre las paredes de la catedral. (Pueden ver los horarios en Internet)

Por último, si tienen antojo de unos buenos tacos, La Oriental en el zócalo es una parada obligada. Debes tener paciencia para conseguir lugar, pero vale la pena la espera. La especialidad aquí son los tacos árabes con pan y carne árabe. ¡deliciosos!

Foto cortesía Museo Internacional del Barroco

Aunque que ya sabemos que la mayoría de la gente va a Puebla por la oferta gastronómica, obviamente hay muchas cosas que ver en esta ciudad. No dejen de visitar: el Museo del Barroco diseñado por el arquitecto japonés Toyoo Itō, el Museo Amparo, la biblioteca Palafoxiana, el callejón de los sapos y la Catedral de Puebla.

https://www.rosewoodhotels.com/es/puebla