Whistler el Paraíso Para Los Esquiadores

por | ene 20, 2020

Una guía de dónde alojarse, qué hacer y dónde comer

Situado en las montañas costeras canadienses a dos horas en coche de la ciudad de Vancouver, se encuentra Whistler. Un pequeño pero vibrante pueblo, un destino familiar ideal para los amantes de los deportes de nieve.

Este destino fue sede de las olimpiadas de invierno en 2010 y gracias a ello su popularidad ha ido aumentado consolidándose dentro de los mejores resorts de esquí en Norteamérica y preferidos entre los mexicanos, de la mano de lugares como Vail, Aspen, Park City y Mont-Tremblant, este último también en Canadá.

 

Foto cortesía Tourism Whistler

 

Para que consideres a Whistler como una opción para tu próximo viaje de esquiar, te dejamos una guía de dónde quedarte, qué hacer (además de esquiar) y un listado de los mejores restaurantes para que comas rico y disfrutes al máximo tu vacación.

Alojamiento

La primera decisión que debes hacer en cuanto al alojamiento es si prefieres hospedarte en un hotel o bien en un departamento sobre todo si vas con niños. El hotel es muy cómodo si no piensas estar mucho tiempo en el cuarto y harás las comidas fuera. Si vas con niños probablemente necesites más espacio y quieres una departamento con cocina para poderles dar de desayunar y cenar sin forzosamente tener que ir a un restaurante.

Cualquiera que sea tu respuesta te dejamos un par de opciones:

 

Foto cortesía Fairmont Chateau Whistler

 

Foto cortesía Fairmont Chateau Whistler

 

Fairmont Chateau Whistler

El lujoso hotel Fairmont está ubicado en la base de Blackcomb a unos pasos de la góndola que te sube a la montaña. El hotel tiene una decoración tradicional con muros y detalles en maderas obscuras y cuenta con 528 habitaciones y suites con preciosas vistas. Además, cuenta con amenidades como spa, alberca, gimnasio y valet parking para palos de golf y esquís. Dentro del hotel hay buenísimos restaurantes y bares como The Grill Room que ofrece excelentes cortes de carne y The Mallard Lounge para gozar una copa en el apres-ski. Para tener una mejor experiencia te sugerimos reservar habitación en la categoría Fairmont Gold, dónde hay un lounge privado que ofrece desayuno, botanas y canapés durante el día.

https://www.fairmont.com/whistler/

 

Foto cortesía Four Seasons Whistler

 

Foto cortesía Four Seasons Whistler

 

Four Seasons Resort and Residences Whistler

Four Seasons es el sinónimo de cinco estrellas, y su propiedad en Whistler no se queda atrás. El resort cuenta con 273 habitaciones que incluyen suites con varias recámaras y residencias que son más amplias, para que quepa toda la familia. Localizado a un par de minutos de la góndola para subir a la montaña de Blackcomb, el hotel tiene su propio ski concierge para que rentes tu equipo y no te preocupes en cargarlo diariamente. Después de un largo día en la montaña regresa al hotel y disfruta un delicioso Smore’s acompañado de chocolate caliente en la fogata.

https://www.fourseasons.com/whistler/

 

Departamentos

Para quienes prefieren rentar un departamento equipado para su vacación en la nieve recomendamos Lodging Ovations y Whistler Platinum. Ambos tienen diversas opciones en cuanto a tamaño y ubicación para acoplarse a los gustos de cada cliente.

https://www.lodgingovations.com/

https://whistlerplatinum.com/

 

Foto cortesía Tourism Whistler

 

 

Blackcomb – Whistler

No por nada Whistler es considerado uno de los mejores resorts de esquí a nivel mundial. Ambas montañas (Whistler- Blackcomb) combinadas tienen un terreno de más de 3,307 hectáreas. Tienen más de 200 pistas de todos los niveles, 36 lifts y 18 restaurantes para comer arriba de la montaña. Si te consideras un esquiador intermedio o avanzado la montaña de Blackcomb te encantará ya que tiene pistas más difíciles, de lo contrario para aprender a esquiar y mejorar las técnicas Whistler es la opción. Ambos picos están conectados por la góndola Peak 2 Peak, no olvides sacar fotos de la espectacular vista mientras te subes en ella.

 

Foto cortesía Tourism Whistler

 

Foto cortesía Tourism Whistler

 

Para los deportistas intrépidos no se deben perder el Horstman Glacier, tiene una magnitud que tus ojos no pueden dimensionar, vistas espectaculares y dependiendo de las condiciones de la nieve se vuelve un reto divertido bajar esta pista. Por último, para quienes llevan un par de días calentando las piernas y practicando las vueltas, la bajada Peak-to-Creak es un must para colgarse la medalla de oro. Esta desafiante pista mide nada más y nada menos que ¡11 kilometros! si leyeron bien. Asegúrense que los que van con ustedes estén preparados porque la pista parece que nunca va terminar.

 

Otras actividades…

Si vas a Whistler pero no vas a esquiar no te preocupes, hay mucho más que hacer. Puedes subirte a las alturas en las tirolesas, caminar por la nieve con los snowshoes, llevar a los niños tubing (llantas que se deslizan en la nieve), subirte a un trineo de perros, patinar, practicar la pesca en hielo o tomar un tour de snowmobiling (motos de nieve) para dar un paseo o combínalo y goza una experiencia gastronómica de fondue o carne arriba en la montaña. ¡Hay para todos los gustos!

https://www.whistler.com/activities/winter/

Foto cortesía Tourism Whistler

 

Foto cortesía Tourism Whistler

 

Si lo tuyo es la relajación y el spa, no querrás salir del Scandinave Spa, un espacio que sigue la tradición finlandesa de meterte a distintas albercas relajantes al aire libre rodeado de pura naturaleza. Estas piscinas o baths como le llaman, tienen diferentes temperaturas e idealmente te recomiendan ir combinando la experiencia con sauna, vapor y solariums. Para realmente relajarte y desconectarte en este espacio no se permiten celulares y debes hablar en voz bajita. Además puedes darte un masaje restaurativo, relajante, prenatal entre muchos otras opciones. Si visitas Scandinave Spa, te recomendamos tomarte un par de horas del día para sacarle provecho y poder disfrutar las instalaciones.

https://www.scandinave.com/whistler/en/

Foto cortesía Tourism Whistler

 

Como en todo viaje, la parte gastronómica es un elemento crucial de la experiencia y definitivamente Whistler no se queda atrás. Podrás encontrar desde bistrós, creperías, panaderías, hasta steak houses, opciones para comer arriba en la montaña y restaurantes sofisticados. Te invitamos a leer nuestro artículo de las paradas gastronómicas que debes hacer en el destino.

 

Foto cortesía Tourism Whistler

 

¿Cómo llegar?

De la Ciudad de México debes tomar un vuelo a Vancouver, las aerolíneas que vuelan directo son Aeromexico, Interjet y Air Canada. Al llegar debes rentar un coche o tomar un shuttle de aproximadamente dos horas para llegar a Whistler.

Debido a los horarios de vuelo seguramente al principio del viaje o al final te quedarás en Vancouver a dormir. Esta es una hermosa ciudad para quedarte un par de días y visitar sus atracciones, museos y extraordinarios restaurantes. Checa nuestra guía de 72 horas en Vancouver con nuestras recomendaciones de qué hacer.

Para más información de Whistler visita: https://www.whistler.com/