La ironía de la industria restaurantera: ¿de qué van a comer casi un millón de personas?

by | Apr 2, 2020

Locales cerrados, restaurantes, cafés, fondas grandes y pequeñas todos vacíos. Ningún formato restaurantero se ha salvado del efecto inmediato generado por el CORVID-19

Los más de 300,000 empleos directos de la industria restaurantera en la Ciudad de México corren peligro de apagarse, lo que afecta indirectamente a más de 952 mil personas que viven gracias a lo que generan los restaurantes en la capital.

Miles de restaurantes han tenido que cerrar sus puertas debido a la pandemia que estamos viviendo. La incertidumbre y preocupación de no saber cuánto tiempo va a durar esta crisis es brutal ¿serán semanas, meses? ¿Cuanto tiempo tendrá que pasar antes de que los restaurantes puedan reabrir sus puertas?

 

 

Mientras tanto, a raíz de esta falta de ventas, la mayoría de los establecimientos no tienen la liquidez para seguir pagando sueldos y rentas que llegan a representar alrededor del 40% de las ventas.

Algunos grupos restauranteros con los que Michelleonbell tuvo oportunidad de hablar, como Urban Fork (Tori Tori, Guli Hagadol, Fratelli la Bufala) con 650 empleados, Grupo Villa María (Villa María, Bottega Culinaria) con 350 empleados, Garabatos con 700 empleados, Grupo Palmares con 200 empleados y Wingstop México con 2,400 empleados siguen cubriendo sueldos y prestaciones y no han despedido a su personal. Sin embargo, es importante recordar que una buena parte de los ingresos de meseros, capitanes y cocineros, proviene de las propinas que dejan los comensales, mismas que prácticamente han desaparecido.

Para contrarrestar esta situación, muchos restaurantes están ofreciendo servicio a domicilio o take out, ya que a partir de este 31 de marzo por órdenes del Gobierno Federal es la única manera que pueden permanecer abiertos. Claro está que es mejor que nada, pero obviamente no están vendiendo ni remotamente lo mismo que antes. En muchos de estos casos, los ingresos de las ventas generadas están siendo dirigidas directamente a cubrir los sueldos del personal.

 

 

Otros grupos como Operadora Bajo de la Tintorera (Puntarena, Porco Rosso, Torino) y Grupo Hunan (Hunan, Sylvestre, Negroni) están haciendo campañas de Donadora o Fondos de Emergencia donde los comensales pueden donar una cierta cantidad y todo este apoyo va directo a los colaboradores de estas empresas.

Desgraciadamente esta situación no es única de nuestra capital y ninguna otra ciudad importante del mundo ha estado exenta. Por ejemplo, Danny Meyer fundador de Union Square Hospitality Group (Shake Shack, Gramercy Tavern, Union Square Café) tuvo que cerrar sus restaurantes hace dos semanas y organizó un Relief Fund para apoyar a sus colaboradores. Por su parte el chef José Andrés armó Cocinas Comunitarias en sus restaurantes de Washington DC para alimentar a la gente que lo necesita. Y el periódico NY Times no ha dejado de publicar notas como esta y esta de restauranteros y chefs preocupadísimos con la situación actual.

También es de destacar que el reconocido chef mexicano Enrique Olvera organizó una campaña para apoyar a los miles de migrantes mexicanos en Estados Unidos quienes se han quedado sin trabajo y por temas de estatus migratorio no tienen posibilidad a acceder a los servicios de salud.

Los restaurantes, cafés, fondas y hasta taquerías siempre han sido lugares de reunión, de convivencia, donde celebramos cumpleaños, aniversarios y acontecimientos importantes en nuestras vidas. Este es el momento de ayudarlos, ¡ahora ellos nos necesitan!

¿Cómo podemos ayudar?

#ComeCDMX buscando fomentar los pedidos a domicilio

Campaña Operadora Bajo de la Tintorera

Fondo de Emergencia Grupo Hunan

Apoyo a Migrantes Mexicanos en Estados Unidos

Pongamos nuestro granito de arena en la medida que cada uno pueda, ya sea pidiendo comida a domicilio, take out, dejando propinas o donando a estas campañas para colaboradores.

Y cuando la contingencia acabe, ¡no dejemos de visitarlos!